Ir al contenido principal

MIS PASOS POR EL COBAEV 05 ALAMO Con motivo de su Aniversario


INTRODUCCIÓN

CAPÍTULO 1
LOS CAMINOS QUE ME LLEVARON AL COBAEV 05 ALAMO

CAPÍTULO 2:
FORJANDO SUEÑOS

CAPÍTULO 3
MI PLANTEL COBAEV 05 MARCANDO LA DIFERENCIA

CAPÍTULO 4
LA VOCACIÓN COMO MI LLAVE MAESTRA

CAPÍTULO 5
LA NUEVA BÚSQUEDA

CAPÍTULO 6
LA DESPEDIDA

CAPÍTULO 8
MI NUEVO CAMINO.

CAPÍTULO 9
FOTOS DEL RECUERDO
_________________________________________

INTRODUCCIÓN

   Siempre que deseo contar una historia, busco expresarla de la mejor manera; es decir, de una forma, un tanto cuanto organizada, siempre con el deseo de ser ameno y divertido; espero lograr trasmitir las emociones que de algún modo forjaron las bases de mi vida alrededor de mi escuela COBAEV 05 de Álamo.

   Ahora que tienes estas líneas en tus manos espero mantener en ti el interés constante al final se convierta en una historia que muestre un valor humano adicional a tus propias experiencias y como profesionista puedas compartirlo como parte del crecimiento personal; siempre es bueno, aprender de las experiencias ajenas y no repetir errores ya vividos por otros.
   
   Para contarte mi experiencia en el COBAEV 05 de Álamo, me brota la necesidad de expresar algunos antecedentes de manera muy rápida y ligera; claro, con la finalidad de ubicar el entorno vivido en aquellos años finales de 1980 y principios de 1990; donde surgen mis grandes intereses y desencantos vividos en la etapa de estudiante de Secundaria y otra no menos importante vivida en la ciudad de Cerro Azul Veracruz; para así concluir mi historia de estudiante más interesante y profunda transcurrida en el COBAEV 05 Álamo, antes COBAV 05 en esta ciudad, donde se forjaron mis proyectos de vida.
_________________________________________


CAPÍTULO 1

LOS CAMINOS QUE ME LLEVARON AL COBAEV 05 ÁLAMO

   Aún recuerdo las primeras imágenes que marcaron mi vida en aquella ciudad vecina en la que se reúnen los pueblos de la región para mercar sus víveres; en uno de esos días hacia el año 1977, en Tuxpan de Rodríguez Cano Veracruz, mi memoria grabó a los 5 años de edad aquellas imágenes de un gran puente por el cual cruzábamos frecuentemente en busca de los alimentos básicos y también se quedaron en mi memoria  las imágenes de sus medianos edificios, sus casas mejor construidas en comparación con aquellas de mi comunidad, en un Ejido aislado ubicado en las faldas de una montaña y apartado del ruido urbano. Sí, ese es mi lugar de nacimiento; donde, con el paso de los días se fue formando una gran pregunta de inocente, -¿Cómo construirán esas casas y ese gran puente? y ¿Porqué nosotros vivíamos en lugares tan diferentes?-, preguntas que con el paso de los años se convirtieron en sueños recurrentes. En aquellas escuelas rurales me tocaba caminar más de dos horas diarias para poder estudiar la escuela Primaria, al término me surgió el deseo de seguir estudiando en la Secundaria por dos razones básicas; primero, porque deseaba cambiar las herramientas del campo por libros y de esta manera olvidar aquellos sufrimientos que de niño me parecían insoportables, y segundo porque deseaba dar repuesta a las preguntas anteriores y explicarme la razón de tener condiciones de vida tan diferentes entre la ciudad y un ejido cuasi aldea. De este modo logré hacer el examen de admisión en la Secundaria "18 de Marzo" en la ciudad de Álamo, logrando el acceso y seguir mi camino.

   En esta etapa de Secundaria, conocí el rechazo, la marginación, el racismo, la desigualdad, y la violencia escolar hoy conocida como bullying, fueron estos años, la peor etapa de mi vida como estudiante; sin embargo, permanecía la necesidad imperiosa de abandonar aquellos campos de cultivo donde se aprende a valorar la tierra y el fruto de sus cultivos, ahora reconozco y digo -¡ vaya error de niño !-. Por otra parte, en la Secundaria me incliné por mi gusto al dibujo e ingresé al taller de Dibujo Técnico lo que posteriormente utilicé como herramienta para mis objetivos últimos.

   Un viaje de estudios que realizó la "18 de Marzo" hacia la Escuela CBTis 30 de Cerro Azul, se convirtió para mi en un objetivo permanente que me hacía sentir capaz de desarrollar algunas ideas de adolescente soñador; luche con todo y logré el ingreso a esta escuela solo para conocer el rechazo y la falta de Ética profesional de algunos de sus profesores de esos años, los cuales truncaron mis aspiraciones y convirtieron mis sueños en una pesadilla que llevó a perder toda fe y esperanza en los educadores. Fue una etapa de desilusión, tristeza y sentimientos de traición mezclados con el bullying de secundaria. En este tiempo tomé la decisión de abandonar el camino escolar y quedé determinando caminar por la escuela de la calle, lo que poco tiempo después me daría cuenta del error cometido en ese año 1988 en Cerro Azul que además fue totalmente perdido.
_________________________________________


CAPÍTULO 2:

FORJANDO SUEÑOS

   En aquél Bachillerato Industrial y de Servicio No. 30, me exigían un promedio mayor de 8, lo cual rebasaba con 7 décimas y esto me hacía creer con una capacidad suficiente para lograr mis caprichos; sin embargo apareció el factor de rechazo ya mencionado que me desilusionó totalmente causando el retorno a Álamo, pero con la fe entre las patas y la rabia contra el magisterio. -lo que significa adolecer de experiencia-, pues estas circunstancias me llevaron a tomar una decisión precipitada de rechazar las ofertas de todos mis amigos y familiares. Con un cúmulo de sentimientos encontrados que no permitían ver mi realidad. Por coincidencia en aquél año del ´89, se gestaba una propuesta escolar nueva en nuestra ciudad; el COBAEV 05 gestionaba la puesta en marcha del plante y debía justificar su aparición con el recurso estudiantil suficiente en su inscripción, de lo contrario podían cambiarlo de cede, para muchos fue la gran oportunidad que esperaban, dado que la Preparatoria Benito Juárez era insuficiente para satisfacer la demanda educativa del momento, para otros muchos que se dedicaban a la distracción personal se convirtió esa oportunidad de tener un nuevo plantel, en una forma de satisfacer el gusto personal de rebanar el tiempo en pedazos y tener un espacio de distracción nuevo para dejar de lado la razón básica de las prometedoras instalaciones educativas.

   ¡Ijole!, -Yo me hacia el ciego-, prestaba más atención a lo que yo llamé "la única opción para vivir bien" ...trabajar y largarme a cualquier lugar para no saber de maestros ni de escuelas; mis padres y hermanos me exigían que cambiara la actitud negativa y de rechazo a la inscripción que preparé mi equipaje para irme inmediatamente al Distrito Federal, la ciudad más prometedora de aquellos años. Mi madre y una de mis hermanas me presionaron tanto que logré aceptar un cambio de actitud, las acompañé a la Presidencia municipal de Álamo para buscar el módulo de inscripción de este plantel, vaya sorpresa, después de buscar encontramos a la responsable Febe en las escaleras con su paquete de trabajo cerrado, ya que los demandantes muy necesitados de espacio educativo habían hecho su labor, mi madre y mi hermana hicieron lo suyo para convencer a Febe y nos citó para verla al siguiente día en Pueblo Nuevo para verificar si tenía más formatos y sin prometer nada; sorpresa, no hay forma de inscribir a su hijo, ya no hay formatos. Esas palabras se me quedaron tan grabadas, ya que ahora cotidianamente me percato de que, debemos sortear cualquier obstáculo por pequeño o grande que éste sea, con la finalidad de obtener un futuro mejor. Pues bien, esos momentos cruciales en los que a Febe se le percibe una posibilidad en sus ojos la aprovechó mi hermana y le pidió que buscara una opción para que el hermano necio; o sea yo, pudiera seguir estudiando; ella, nos volvió a citar para el siguiente día pues debía esperar que alguien se arrepintiera de usar el último formato de inscripción que ya le habían apartado antes que nosotros y nos pidió paciencia hasta que ella localizara a esta persona y nos garantizara que estaba esta ficha libre. Diose eta circunstancia a mi favor y seguí estudiando.

   Me dispuse a cursar nuevamente mis estudios ahora en este nuevo plantel sin instalaciones y recién llegado a la ciudad con todas la carencias que nos podemos imaginar; empero ocupando espacios prestados de escuelas establecidas como la Escuela de los Trabajadores de Álamo; en el que fuera su primer espacio utilizado y en mi caso con la poca experiencia lograda en la escuela anterior se me abrió un mejor ambiente escolar, recuerdo aquellos lugares frescos bajo los árboles de Chote y de Humo y canchas de basquet bol en los que todos los compañeros estudiantes aprendimos a valorar y entender el sentido de un espacio cerrado como un salón de clases. De esta manera, sintiendo el apoyo familiar, fui tomando confianza con el paso de los días y viviendo al máximo aquella primera etapa en el COBAEV 05; donde fui forjando sueños y grandes anhelos.
_________________________________________ 

CAPÍTULO 3

MI PLANTEL COBAEV 05 MARCANDO LA DIFERENCIA

   Las huellas de los grandes hombres no se borran fácilmente; aquél director del plantel llamado Héctor con su estilo bien definido formó en su primer año una disciplina escolar que se contagiaba aun sin desearlo, las participaciones de sus alumnos se desarrollaban con gran gusto, despertando el sentido de la competencia académica escolar entre todos los planteles de la ciudad y hasta de la región. Su primer desfile del 20 de noviembre en el cual se participó logramos arrancar grandes emociones de los espectadores y padres de familia que nos hacía sentir los mejores como estudiantes, le arrebatamos el primer lugar al CBTa 57 por ser el mejor uniforme, las mejores tablas rítmicas y el mejor orden en sus contingentes del cual con mucho orgullo fui el encargado de llevar el primero al frente, y que decir de los colores del uniforme tipo militar con su pantalón verde seco camisas cremas con doble bolsa de solapa verde seco y lo mejor sus boinas planas en verde seco que nos hacía sentir los mejores en todo; de esta manera, la idea de permanecer en ese plantel aumentaba continuamente y generaba expectativa en las nuevas generaciones de educandos. Conocer y reconocer el potencial del director en turno hacía notar de igual modo la capacidad de sus profesores, quienes de la misma manera buscaron satisfacer la calidad tanto moral como educativa, con grandes profesores tan conocidos como Héctor, Febe, Sonia, Maya, Saturnino, entre otros y para mi uno tan especial que guardo en mi memoria Serna quien fuera amigo y profesor de química en esa etapa. No podemos dejar una estructura educativa del plantel sin un elemento igual de importante como lo son la administración a cargo de Gaby, Olga, Chivis, la profesora de inglés de aquel momento, y de computación, cuyos nombres escapan hoy a mi memoria.  Así el COBAEV 05 seguía marcando la diferencia, hasta que en 1991 se logró tener instalaciones propias con mejores espacios y con áreas suficientes para hacer de las nuestras, nuestros gustos como estudiantes.
_________________________________________ 

CAPÍTULO 4
LA VOCACIÓN COMO MI LLAVE MAESTRA


_________________________________________ 

CAPÍTULO 5

LA NUEVA BÚSQUEDA



_________________________________________ 

CAPÍTULO 6

LA DESPEDIDA



_________________________________________ 

CAPÍTULO 8

MI NUEVO CAMINO.



_________________________________________ 

CAPÍTULO 9

FOTOS DEL RECUERDO



_________________________________________






Comentarios

Entradas más populares de este blog

Documental ATEOS El mundo de los que no creen

HOLA AMIGOS Y FAMILIA ESPERO COMPRENDAN ESTE DOCUMENTAL, PONIENDO LA VOLUNTAD PURA EN EQUILIBRIO Y APERTURA DE CONCIENCIA CON LA ÚNICA INTENCIÓN DE FORMAR HUMANOS.